LA FESTIVIDAD DE SANTA ANA DE QUARTELL ACOGIÓ UNA MISA SOLEMNE

0
123

J.V.M.-Quartell

Este año, como era previsible por causa de los motivos sanitarios, y con el aforo limitado en el templo, la festividad de la patrona santa Ana, titular de la parroquia de Quartell, se circunscribió únicamente a la celebración de la misa solemne, anunciada a mediodía por el volteo de las campanas, oficiada por el cura párroco Guillermo Carrasco, quien, en su homilía, resaltó las creencias y las enseñanzas religiosas que nos han sido legadas por nuestros mayores, por las generaciones anteriores.

Por consiguiente, quedaron suprimidos, este año, los restantes actos festivos, incluida la procesión general por el centro urbano.

SETENTA AÑOS DE LA NUEVA IMAGEN

La imagen de la patrona santa Ana de Quartell, que preside el altar mayor del templo homónimo, fue esculpida, después de la Guerra Civil, a partir del año 1950, y fue entronizada al año siguiente, en 1951.

Fue el domingo, día 29 de julio de 1951 cuando se realizó la festividad religiosa, con motivo de la consagración del altar mayor del templo y la bendición de la nueva imagen de santa Ana, a cargo del canciller de la diócesis, Guillermo Hijarrubia, siendo entonces Fernando Primo el cura párroco, y, como entonces era una tradición ineludible, ocupó la cátedra para el sermón de la festividad el reverendo Álvaro Capdevila.

En esta celebración, la nueva imagen fue apadrinada por el matrimonio Bosch-Marqués, cuya familia patrocinó la construcción de la nueva imagen, y desde cuyo domicilio, atravesando la calle mayor, salió ésta, procesionalmente, acompañada por los feligreses, el clero parroquial y la banda de música local, en dirección al templo en cuya fachada se había colgado una pancarta laudatoria, que decía: «Viva Santa Ana».

De manera anecdótica, cabe recordar que, tras la primera ampliación del templo, a finales de la década de 1960, esta imagen fue retirada del altar mayor, siendo entonces párroco Salvador Marqués,  y se colocó un lienzo con la imagen modernista y agrandada de Jesucristo. Y tras la segunda ampliación del templo, a finales de la década de 1990, la imagen de santa Ana fue reincorporada nuevamente al altar mayor, siendo párroco Miguel Fons, donde permanece en la actualidad.

Deixar una resposta: