Eva Aleixandre, restauradora – Dónde colocar un mueble de madera en tu casa

0
405

Los muebles de madera son las piezas más delicadas de una casa. Con el paso del tiempo suelen oscurecer y son muy vulnerables a los efectos de agentes externos, como el calor. La madera es un material vivo que se dilata y se contrae ante los cambios bruscos de temperatura, que pueden causar la aparición de grietas. La temperatura ideal para que se mantengan en buen estado oscila entre 20 y 24 grados.

El calor ayuda a evitar la humedad, uno de los principales enemigos de cualquier mueble, pero hay que vigilar la temperatura máxima que se alcanza

Es importante que la estancia en la que se encuentran los muebles esté bien ventilada, ya que el aire impide la concentración de humedad o que se alcancen temperaturas demasiado elevadas, como ocurre al encender la calefacción.

La humedad es uno de los principales enemigos de cualquier mueble, además de la carcoma y las termitas, que hacen su aparición sobre todo en primavera y devoran la madera a través de canales internos. No obstante, aunque el calor ayuda a evitar la concentración de humedad y la consiguiente aparición de estos insectos, hay que vigilar que la temperatura máxima que se alcanza en cada estancia no dañe el mobiliario.

Deixar una resposta: