Detienen a Carlos Gil alcalde de Benavites y diputado provincial del PP tras una denuncia por violencia de género

0
1560

Los hechos se produjeron el sábado en Canet y el juzgado dictó medidas cautelares contra el también alcalde de Benavites | El partido le suspende cautelarmente de militancia

El diputado provincial del PP Carlos Gil fue detenido el pasado sábado en la localidad de Canet después de ser denunciado por su mujer, de la que se encontraría en proceso de separación, por un posible caso de violencia de género.

El juzgado de instrucción número 5 de Sagunto, que se encontraba de guardia y que es el que recibió la denuncia, dictó medidas cautelares contra el también coordinador de la dirección provincial, al que dejó en libertad, entre las que se incluye la prohibición de comunicación y aproximación a la víctima a menos de 80 metros durante los próximos tres meses, así como, ante estos hechos, el PP provincial ya ha decidido suspender cautelarmente de militancia a Gil.

Las fuentes consultadas por este diario aseguran que la mujer de Gil, sobre quien el partido podría adoptar alguna decisión a lo largo de la tarde, presentaba marcas en cuello y brazos. Las mismas fuentes explicaron que no constan denuncias previas en la pareja.

Gil es uno de los coordinadores de la dirección provincial del PP que encabeza Vicent Mompó, además de hombre de confianza de éste y del expresidente provincial Vicente Betoret. Gil es también coordinador del grupo popular de la Diputación de Valencia y alcalde de la localidad de Benavites.

El PP confía «en que se confirme la información ofrecida por nuestro compañero Carlos Gil» en relación a la detención y defiende su derecho a la presunción de inocencia. Destaca el partido que la conducta del diputado «siempre ha sido ejemplar» aunque, atendiendo a los estatutos internos del Partido Popular, «se ha procedido a la suspensión cautelar de militancia y de sus funciones como coordinador general del PP de la provincia de Valencia hasta que se celebre el juicio por la denuncia presentada».

lasprovincias.es

Deixar una resposta: