Compromís traslada al Senado la reivindicación vecinal de mover las torres de alta tensión de Faura

0
146

Las mediciones realizadas casi cuadriplican el límite de seguridad de exposición prolongada a estos campos

elperiodic.com

Compromís ha llevado al Senado la incomprensible situación que denuncian tanto la Associació de Veïns de Faura (Asociación de Vecinos de Faura) como la Plataforma Faura Sense Cables (Plataforma Faura sin Cables), por el discurrir por sus calles dos líneas aéreas de alta tensión del eje Sagunt-La Plana. Una es propiedad de Iberdrola Distribución de 132 kV y la otra de Red Eléctrica de España (REE) de 220 kV.

Estas líneas datan de los años sesenta del siglo pasado y en origen transcurrían por terrenos fuera de la población, pero al aumentar demográficamente el municipio, se urbanizó la única zona posible de expansión del pueblo, siendo ésta coincidente con la ubicación de las líneas y sus apoyos, las torres de alta tensión. El senador valencianista Carles Mulet, autor de las preguntas, ha lamentado que “tras años de incumplimientos y olvido la situación siga igual y nada se esté haciendo para cumplir con la legislación y acabar con los problemas que afectan a sus vecinos, que podría acarrearles problemas de salud”.

En este sentido desde Compromís lamentan como una vez más quienes realizaron negocios inmobiliarios en la localidad desaparecieran sin cumplir con sus obligaciones de soterrar las líneas o desviar su trazado de la mano de las compañías eléctricas causando un perjuicio a los propietarios de viviendas, “lo que ha provocado que hoy haya cientos de personas viviendo a escasos metros de estos tendidos y los campos que generan, un riesgo evitable al que el Consejo de Ministros dentro de la Planificación de la red de transporte 2015-2020 parecía querer evitar, aunque cualquier actuación se ha paralizado según nos cuentan con pesar los vecinos”, ha agregado Mulet.

Desde Compromís recuerdan que existen múltiples estudios científicos que relacionan la exposición prolongada a este tipo de radiación con diversas enfermedades como, fatiga crónica, migrañas, arritmias cardiacas, diversos tipos de cáncer como la leucemia infantil, etc. Se ha aceptado internacionalmente que el límite de seguridad de exposición prolongada para prevenir la leucemia infantil es de 0,3 microteslas. En la última medición en Faura, la media oscilaba entre 0,9 y 1,1 microteslas, entre tres y cuatro veces más.

Basándose en estos estudios, hace años que la Federación Española de Municipios y Provincias, junto al Ministerio de Sanidad, recomendaron realizar estudios epidemiológicos en los núcleos de población que estuviesen expuestos de manera continuada a niveles superiores a 0,4 microteslas, como es el caso de esta barriada de Faura, aunque tras más de doce años de convivencia diaria con las líneas y su radiación, jamás se han realizado dichos estudios.

Para seguir leyendo, pinchar aquí.

 

Deixar una resposta: