Así afecta a los propietarios e inquilinos el nuevo decreto del alquiler

0
122

Incluye novedades para incentivar la oferta y mejorar la protección de los más vulnerables

El Gobierno ha dado luz verde a un nuevo real decreto de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler que está previsto que entre en vigor este sábado y que, aunque no introduce medidas para regular los precios, sí incluye novedades para incentivar la oferta y mejorar la protección de los más vulnerables.

¿Cuáles son las principales medidas para incentivar la oferta de vivienda en alquiler?

-Creación en un plazo de ocho meses de un índice estatal de referencia sobre el precio del alquiler de vivienda para hacer un seguimiento del mercado y servir de soporte a medidas fiscales (en ningún caso supone establecer sistemas de regulación de precios de alquiler)

– Establecer medidas fiscales habilitando el gravamen en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de la vivienda vacía, bonificando en hasta un 95 % el IBI de la vivienda protegida en alquiler cuando los Ayuntamientos acuerden en una norma jurídica una renta limitada y eliminando el Impuesto de Transmisiones en los alquileres de vivienda habitual.

– Se establece el derecho de adquisición preferente (tanteo y retracto) por Administraciones Públicas en caso de venta conjunta de un inmueble con arrendamientos.

– Se mejora la exclusión de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) de la vivienda turística para su regulación específica por las CCAA y se permite una mayoría de 3/5 de las comunidades de propietarios para limitar este tipo de viviendas.

– Se favorece el acuerdo entre las partes para hacer mejoras durante la vigencia del contrato permitiendo el incremento de la renta pactada durante el resto del mismo.

¿Qué recoge el decreto para mejorar la seguridad del inquilino?

– Se amplía la prórroga obligatoria de 3 a 5 años en la duración de los contratos o a 7 años si es una persona jurídica.

– Se amplía a cuatro meses el periodo de preaviso por parte del arrendador y a dos meses para el arrendatario.

– El comprador de la vivienda tiene que respetar el contrato del alquiler, esté o no inscrito.

– Se limitan las subidas anuales de la renta al incremento del IPC en todos los contratos.

– Los gastos de gestión inmobiliaria y formalización deberá asumirlos el arrendador si es una persona jurídica.

– Se establece la información mínima que deberá solicitarse al depositar una fianza.

¿Qué se incluye para dar apoyo a los grupos más vulnerables?

Para seguir leyendo AQUÍ

levante.com

Deixar una resposta: