AVA-ASAJA considera muy perjudicial para el cava valenciano la decisión del Ministerio de limitar la autorización de nuevas plantaciones para el próximo año

0
188

El presidente de la organización agraria, Cristóbal Aguado, afirma que la disposición “se queda muy corta y supone un duro golpe para las expectativas de un sector en crecimiento”

Comunicado de prensa de (AVA-ASAJA)

Valencia, 29 de diciembre de 2017. La decisión del Ministerio de Agricultura, recogida hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), de limitar al máximo la autorización de nuevas plantaciones de uva destinada a la elaboración de cava supone un duro golpe para los intereses del sector vitivinícola valenciano en general y para las expectativas de los productores de Requena en particular, ya que ese término municipal es el único de todo el territorio valenciano legalmente reconocido para producir el citado vino espumoso.

“La disposición del Ministerio -asegura el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado- resulta muy perjudicial  para una zona como Requena, que gracias a su excelente trabajo ha sabido convertir el cava en uno de los principales motores de crecimiento. Por tanto, nos parece inadmisible que el Gobierno se haya plegado a los intereses de las grandes firmas del cava catalán, que eran las que estaban reclamando la aplicación de estas restricciones, y corte las alas a un sector a golpe de decreto y de manera artificial”.

Efectivamente, el Consejo Regulador del Cava, dominado por las grandes bodegas catalanas, había solicitado al Ministerio que limitase a 0,1 hectáreas anuales la autorización de nuevas plantaciones durante los tres próximos años, lo que implicaba, de hecho, congelar el aumento de superficie. El departamento agrario del Gobierno central ha optado finalmente por estimar parcialmente las demandas al respecto de la referida entidad y concederá permiso para plantar uva destinada a elaborar cava a una superficie que en el mejor de los casos podría situarse en poco más de 172 hectáreas en toda España.

Esa cifra se queda muy corta para las necesidades reales de crecimiento del cava valenciano, puesto que las peticiones cursadas por parte de los viticultores de Requena, bien para poder reestructurar, bien para poder regularizar sus parcelas de cara a obtener uva de cava, abarcan una superficie de unas 1.500 hectáreas.

“Al parecer, el Ministerio sí va a permitir que aquellas empresas y explotaciones que tenían inversiones ya autorizadas sigan adelante, pero la inmensa mayoría de los que habían decidido apostar por la elaboración de este espumoso se van a quedar fuera y eso es una barbaridad porque la demanda de los cavas de Requena está en pleno auge y ahora el Gobierno ha decidido frenarla para beneficiar los intereses de otra comunidad autónoma”, denuncia el presidente de AVA-ASAJA.

En este sentido, Cristóbal Aguado defiende la conveniencia de “plantear la creación de unas subzonas del cava y que las decisiones se adopten en función de las necesidades de cada una de ellas, de tal manera que si los productores y bodegas de alguna de esas subzonas detectan que sus mercados se encuentran saturados y es conveniente limitar su crecimiento, pues perfecto, que lo hagan, pero lo que no pueden pretender es impedir por la fuerza la expansión de aquellos otros que sí tienen expectativas y capacidad para seguir creciendo”.

No obstante, el próximo martes día 2 de enero el secretario general del Ministerio de Agricultura, Carlos Cabanas, mantendrá una reunión con los representantes del sector vitivinícola valenciano, “y la aprovecharemos -anuncia el presidente de AVA-ASAJA- para trasladarle las razones por las que no debe limitarse la producción de uva para cava en Requena. Esperamos que termine imperando la cordura y que la situación pueda reconducirse a la mayor brevedad”.

Deixar una resposta: